“Fútbol Calle” es un proyecto social que, a través del deporte, busca entregarle oportunidades de desarrollo psico-social a hombres y mujeres desde Arica a Punta Arenas, basado en un enfoque participativo y de inclusión de los participantes en situación de vulnerabilidad, teniendo al fútbol como una plataforma de formación deportiva y valórica.

Con sesiones de entrenamiento dos veces por semana, cada taller cuenta con un equipo multidisciplinario compuesto por profesores, asistentes sociales y psicólogos encargados de enseñar no sólo la práctica deportiva, sino que también de orientar y dar apoyo para el desarrollo personal, para entregar de esta forma herramientas que impacten positivamente en la calidad de vida de sus beneficiarios.

¡Los centros penitenciaros tampoco podían estar ausentes de este deporte! El fútbol rompe fronteras y a través del “Fútbol Calle” ha conseguido llegar a quienes se encuentran privados de libertad con la realización de sus talleres.

“Los monitores de ‘Fútbol Calle’ me han ofrecido ayuda en el tema del deporte, quizás terminar mis estudios y hacer un curso de entrenador”, asegura Beto, un joven en situación de cárcel quien, además, afirma que “al llegar aquí con el taller de ‘Fútbol Calle’, han llenado de vitalidad la cárcel Colina 2 y nos han entregado esa motivación de llegar a un objetivo”.